Cartier Carat – Capítulo II

No hay nada más poderoso que encontrarse a uno mismo en el camino de la vida, y conocer que cada página escrita es un aprendizaje más hacia tu destino.

Me gusta pensar que a veces puedo ser yo quién decide qué se escribe en cada hoja de mi libro, pero muchas veces sé, que es mejor dejarse fluir y sentir antes que pensar.

Eso me sucedió en mi viaje a la profunda e inmensa China, un país por descubrir aún, y que sé que me deparará muchas sorpresas, entre ellas, seguir en mi búsqueda hacia la luz.

Shanghai, oct’18

  • Comments

  • Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TOP