Las Raíces, Tenerife

Empezar a respirar
en las entrañas de la vida,
en el bosque de nuestra sabiduría,
para reencontrarse
en el ojo perdido,
en el hombro caído de quien no ve,
de quien no siente ni en su propia piel
esa parte a la que llaman ser.
Solo necesitas
des – conexión.

  • Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TOP