Los mejores consejos si te vas de escapada a Marrakech, ¿qué ver?

Descubre porque Marrackech se ha convertido en el destino de moda a nivel internacional.

Cuando pisas Marrakech sabes a primer golpe de vista que es una ciudad diferente a todos los demás núcleos urbanos donde hayas estado, nada más salir, ver su gente, su clima, su modo de vida, hace que estés casi todo el día anonadado con su caótico encanto tan particular.

 

Marrakech, también conocida como la ciudad roja, debido al color del material que utilizan para construir toda las urbanizaciones, se ha convertido es un destino de moda a nivel internacional. 

Pese a encontrarse a escasa distancia en avión de Europa, rebosa exotismo por todas partes, su arquitectura árabe, sus tradiciones seculares y su vibrante ambiente nocturno la hacen única, además, es un lugar para relajarse entre sus preciosos jardines (que ya descubrirán uno que me robó el corazón) y sus suntuosos riads.

Una de las cosas que más te encantará, es el majestuoso emplazamiento donde se ubica la ciudad, justo cerca del Atlas, una impresionante cadena de montañas con una belleza singular. En pleno mes de abril y mayo se podía ver aún nieve en su cimas, una delicia para el calor que hace.

También las miles de palmeras que formaban el Palmerai, y los zocos, una fiesta para los sentidos. 

Los mejores consejos que te podemos dar…

 

– Hay que tener cuidado porque siempre piden dinero para todo, se acercan con la intención de ayudar y únicamente lo que quieren es que en “agradecimiento” les des dinero.

– Si van en coche hay que ser precavidos, pues no suelen respetar mucho las señales de tráfico.

– A las afueras de las ciudades hay mucho control policial, y son rigurosos a la hora de detener al conductor si no cumple (un poco contradictorio dentro de las ciudades, dónde el descontrol está presente día a día).

– En Marrakech hay muchísimas cosas preciosas, así que recomiendo que hagan un huequito en su maleta porque seguro pican con algo.

– Gracias a Dios, por mi peinado siempre llego protección, desde abril hasta Octubre hace mucho sol y mucho calor, es recomendable que lleven tanto protección solar como un gorro o sombrero para protegerse.

– Si cogen taxis, hay que regatear antes de subirse, siempre los taxistas suben el doble de lo que normalmente sería por trayecto.

– Nosotros no tuvimos problemas con la comida, por lo menos, yo todo lo vi muy limpio, es verdad que comen con las manos muchos de ellos, o en la calle, pero no me pareció nada fuera de lo normal.

– En Marrakech se bebe mucho zumo de naranja natural, aprovechen porque son buenísimos y muy baratos.

– Si se quedan un par de días en Marrakech no duden en alojarse en los Riads, totalmente recomendables.

-Lleva siempre un mapa porque es un destino para perderse, estés donde estés..

 

Uno de los lugares más bonitos sin duda es la Medina, es casi uno de los barrios más históricos, épicos y con más bullicio del mundo, sus bulliciosas y laberínticas calles, su estrambótico ambiente… todo merece la pena cuando vas caminando aún con un calor y te encuentras obras arquitectónicas que rebosan historia, como es la zona Madraza Ben Youssef, donde también puedes encontrar el museo de historia y los palacios como el de Bali, no te lo imaginas hasta que no lo vives, pero entre todo su esplendor este lugar es mágico.

El arte sin lugar a dudas es otra de sus cualidades, su riqueza tanto histórica como artística es preciosa, y se puede aprender muchísimo si vas con una guía. En este caso, el arte se expresa a través de la arquitectura, y Madraza ben Youssef  es la escuela coránica más grande de Marruecos, cuando entras te das cuenta que su diseño es totalmente tradicional, pero a diferencia de otras madrazas, un oscuro corredor se abrirá ante ustedes, en mi caso: ya podía respirar el ambiente, sentir la historia en mi piel, sin duda, un detalle que acentuó el placer de vislumbrar el amplio patio bañado de luz natural situado al final del pasaje.
Es una joya mudéjar donde se plasma un asombroso equilibrio entre superficies lisas y una ornamentada decoración. Detalles que no quise dejar pasar, porque cuando viajo siempre me informo de los sitios que voy a visitar, y sabía que era el lugar perfecto para jugar con los mosaicos, con sus columnas… y poder mimetizarme con el ambiente para mostrarles unas fotos diferentes.

En definitiva, un lugar para conocer  al menos una vez en la vida, si bien es verdad que es una ciudad muy turística con suerte podrás disfrutar en tranquilidad.
Sin duda me lleno de inspiración, quizás su magia resida en sus vibrantes colores que envuelven la metrópolis o quizás sea por esos caminos llenos de bambúes que te hacen sentir en la propia naturaleza.

Qué visitar…

-Madraza ben Yourseff

-Jardines Majorell

-Medina

-Zoco

-Plaza de la Koutubia

-Plaza Jemma El F’naa

-Guéliz

-Jardines de Menara

-Tumbas Saadíes

-Palacio el Bali

-Palmerai

 

Dónde dormir…

La Mamunia

Riad Yasmine

Riad Ambre et Epices

Riad Des Arts

Riad Palmier

La Sultana

Royal Mansour

Dónde comer…

– Jad Mahal

Dónde: Rue Haroun Errachid, Marrakech

– BO-ZIN

Dónde: Douar Lahna, Route de l’Ourika 3.5km, Marrakech.

– Le Jardin

Dónde: 32, souk El jeld. Sidi Abdelaziz.

– Le Comptoir

Dónde: Avenue Echouada.

– La terrasse des épices

Dónde:15, Souk Cherifia Sidi Abdelaziz. Medina.

– Café Arabe

Dónde: Rue Mouassine, 184.

  • Comments

  • Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TOP