¿Love is blind?

Fuera de este mundo, nos sentimos al estar así

Gritaba yo cuando me sentía vulnerada y despojada cuando no recibía atención de quien me gustaba.

Con esta frase que escribí hace varios años en alguno de mis poemas comienzo esta nueva reflexión:¿es realmente el amor un estado tan subversivo, caótico y doloroso que solo así nos sentimos vivos?

Yo desde luego, hace un tiempo descubrí que no, que el amor no te hace vulnerable, sino más dichoso y más fuerte, el amor te une y te provee de más energía para que puedas comprender el significado de AMAR, el amor suma, construye y aporta. El amor te hace sentir vivo con ganas de comerte el mundo, no para sentir que el mundo es un lugar inhóspito y desgarrador.

Y si no es así, es que no es amor, quizás sea dependencia, mal gestión de las emociones o incluso, adicciones mal encaminadas, y esto señores… como diría Borja Vilaseca, comienza dentro de cada individuo, porque creo firmemente que todos nacemos con una herida de nacimiento (esa pequeña inseguridad que configura nuestra conducta y personalidad) y nos va acompañando toda la vida en forma de ego.

Creo que el ‘Sistema Capitalista Ocidental’, aunque más bien diría que en el transcurso de la historia desde que se conoce como tal, nos han inculcado una realidad y unos valores asociados a este sentimiento muy dañino para nuestro ser, cierto es, que esta corriente de amor hostigante ha ido evolucionando a lo largo de los siglos, más aún en estas dos últimas décadas, donde la realidad virtual ha dado paso al individualismo y el máximo apogeo del EGO.

el ego mata cualquier rastro de compasión y humanidad

Al hombre le enseñan a ir a por su ‘presa’, a insistir, porque quien la sigue la consigue, y a la mujer nos han enseñado a resistir, porque nuestra valía como mujer solo dependía de cuanto te hicieras valer en función de la espera…

Esto solo promueve estereotipos tóxicos y colapsa nuestros impulsos y necesidades vitales como personas únicas.

El amor no es una burbuja perfecta como nos venden en las películas americanas, ni es vivir bajo el subyugo de una persona que aceptamos por carencias afectivas que:

a) o no somos conocedores de ellas porque no nos hemos cuestionado nuestra conducta autodestructiva y CO-DEPENDIENTE (HERIDA DE NACIMIENTO)

b) no queremos ponernos en marcha para ser el cambio y aceptar que ‘eso’ a lo que llamamos amor, no es merecedor de nosotros

Y esto último, pasa porque aún siendo conocedores (en el mejor de los casos), el cambio nos supone un esfuerzo enorme, porque preferimos quedarnos a medias entre lo conocido y la satisfacción a corto plazo, aunque éste realmente no nos compense del todo.

Debemos emanciparnos de todas ‘esas heridas’ que nos hacen resguardarnos en los miedos, aceptarlas, abrazarlas y trabajar duramente con ellas para entrar en consciencia y sentirnos bien con nosotros mismos.

es muy doloroso ver el espejo del otro en ti

Culpar al otro de como te sientes o lo que tú le estás permitiendo, no hará que tú te sientas mejor, quizás la otra persona deba también hacer ese ejercicio de introspección, pero siempre debemos empezar por uno mismo, para ser y ver el cambio en el mundo, porque estamos todos traumados y vivimos siempre en el viejo paradigma que repetimos una y otra vez sin darnos cuenta.

Solo cuando sabes lo que vales y cuánto te quieres, los demás comenzarán a darse cuenta y te ofrecerán lo mismo, sino… ¿por qué alguien te trata de una manera que te incomoda o te hace sentir mal?

Entiéndaseme, estoy hablando de casos y relaciones tóxicas donde: los celos, la apatía, la obsesión, las deslealtades, malos hábitos, falta de compromiso… nos hacen daño. Cada persona y cada situación es un mundo porque está sujeto a muchos factores variables.

Pero lo importante, es estar en el camino del autoconocimiento, y saber cuáles son tus límites y lo que puedes aportar al mundo.

Cuando sabes lo que vales, ni el cielo es tu límite

The shy moon

 

  • Comments

  • Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TOP