MIRACLE

te miré,

como quien descubre el paraíso por primera vez

 

Y a veces me desarmo, aún cuando sé que no debería. Levanto mis muros, porque sé que soy puro sentimiento entre tanta tempestad, una intensidad más allá de la fuerza del sol, la luna es mi protección ante tí, auténtica destrucción con tus ojos de león, sibilinos y aterradores, esperando el momento de cazar a tu presa.

Por eso huyo hacia el universo, dónde nada ni nadie pueda alcanzarme, allí, donde el polvo de estrellas parte de la premisa de ser mi esencia, como el ave del paraíso que renace de sus cenizas cada vez que entra en caos.

Sé que soy el cúmulo de mis experiencias, de mis vivencias más carnales que se aferran a mi piel, queriendo desgarrarla hasta que el dolor se vuelva placer, y yo sé que tú quieres herirla, dejar esa huella que piensas estará conmigo hasta el final, y no te das cuenta que yo soy la muerte, porque yo decido ser fuerte, que vivo en la galaxia, inalcanzable junto a Perseo, y solo el sol podrá apagar nuestro fuego.

Cuando entenderás que llevo más vidas a mis espaldas y que tus intenciones nunca corromperán mi alma.

 

Adiós Á.

 

 

  • Comments

  • Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TOP