Playa-de-la-Viuda-Tenerife

Playa de la Viuda, Tenerife

Más que una playa es el sitio perfecto para ir con tu boogie y disfrutar de la olas junto a la orilla.

La Viuda es de esos rinconcitos que nunca esperas encontrar, y cuando lo haces sientes que tu día es redondo.
Esta pequeña y discreta “playita” se encuentra en mitad del polígono industrial de Güímar, una zona completamente abandonada en cuanto a vida social, por eso es un inmenso placer escribirles hoy sobre este pequeño secreto.
Para llegar hasta playa de la Viuda solo tienes que coger la autopista principal de Tenerife (TF-1) en dirección Güimar, y justo entre la Punta del Gincho y la Ermita de San Juanito podrás disfrutar de la arena negra y sus rocas.

Playa-de-la-Viuda-Tenerife

Playa-de-la-Viuda-Tenerife

Playa-de-la-Viuda-Tenerife

Playa-de-la-Viuda-Tenerife

Una de las cosas más bonitas que tiene este pueblito es que está plagado de grandes rocas que lo protegen de la fuerza de las olas, y es que esta zona de la costa es altamente “peligrosa” para decidir bañarse en cualquier sitio.
Estoy segura que como buena amante del sol y las playas, ésta en particular te parecerá muy especial, y no sólo porque es poco conocida y podrás relajarte, sino porque su arena volcánica negra convive con pequeñas piedras que la hacen diferente frente a otras playas cercanas al municipio de Güimar.
Muchos de sus locales se bañan en esta playa sentándose a la orilla y dejando que la espuma blanca que llega con ferocidad les moje la piel y ya si las vistas dan a la vertiente este de la isla, pudiendo disfrutar de toda la costa en su esplendor mucho mejor.

Otra cosa que me encantó fueron los pequeños detalles que me encontraba por las casitas, que aunque fueran de piedra y hormigón tenían su encanto, las escaleras que comenzaban en el paseo te llevaban a otras casitas similares, dónde al final, sentías como que estabas en un pasadizo sin salida, casi como jugar al escondite.

Algunas de ellas estaban pintadas en color blanco y me recordaron a las casitas típicas de Lanzarote, junto con las plantas y algunos cactus daba la sensación que estuvieras en la isla de fuego. Otras tenían letreros muy característicos que aportaban ese toque marinero, como un flotador o trozos desgastados y oxidados de hierro, quizás la combinación perfecta para hacerte trasladar a ese ambiente.

Playa-de-la-Viuda-Tenerife

Playa-de-la-Viuda-Tenerife

Playa-de-la-Viuda-Tenerife

  • Comments

  • Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TOP