El Sabinar más bonito de todos, El Hierro

 

Furia de titanes,
suaves y en una misma dirección,
doblegar los siervos de la tierra madre,
esa es su misión.
Los mismos que nos hacen sonreír, nuestros vientos alisios,
enfurecidos ante la belleza inigualables de los Sabinares,
decidieron dejar su huella por siempre, y ahí están, impolutos, abrazando a la tierra.
Y es que todos sabemos, que hasta lo más efímero cuando pasa por nuestras Islas Canarias desea quedarse, y ellos, celosos de nosotros, decidieron dibujar en sus troncos la vida que surca nuestros cielos, dejándonos el legado más preciado que tenemos, NUESTRA IDENTIDAD.

 

 

VESTIDO/DRESS: OYSHO

Canario explorador intrépito y con ganas de descubrir los lugares más bonitos de nuestras islas, hoy te enseño una ruta hacia la Sabinosa que recordarás por siempre.

Si te encuentras en la isla de la Paz, El Hierro, no puedes perderte una de los atractivos más importantes de la ínsula, y aunque sea un punto muy turístico, cuando llegues allí y lo veas con tus propios ojos, entenderás el por qué.
Para mí, la ruta más bonita y con muchos más contrastes es salir desde la zona noroeste en El Golfo, justo en el Pozo de la Salud, este punto es un lugar estratégico, pues es un hotel, y será muy fácil de encontrar.
Aunque sin pérdidas, yo te lo dejo señalizado en el mapa con la letra (A), que será el punto de inicio de nuestra aventura.
Además, en el mapa, podrás encontrar otros puntos de interés fotográfico.

Puntos de interés fotográfico–  Pozo de la Salud

– Playa de Arenas Blancas

– Punta de la Sal

– Playa el Verodal

– Mirador Lomo Negro

– Santuario de Nuestra Señora de las Nieves

– El Sabinar

Aunque sabemos que es un poco pesado el trayecto, tanto por sus curvas como el camino en sí, de todas todas, merece a pena, justo en mitad de camino a La Dehesa, podemos encontrar el santuario de Nuestra Señora de los Reyes, una ermita donde se venera a la Virgen desde hace décadas y que supone una tradición muy arraigada  por los locales de toda la isla.
Y es que Julián, nuestro guía en aquel momento nos contó que tras la llegada de la imagen Virgen a la isla, allá por el año 1.546 fue colocada en una cueva, y posteriormente en 1.577 en el actual templo.
Un dato muy curioso pues no había pasado ni un siglo de la conquista de las Islas Canarias y ya se había colocado a la Virgen en un santuario.
Si decides entrar, te proponemos que aparques el coche a un lado de la carretera y disfrutes del momento en silencio que ofrece esta zona, llena de paz y rodeado de la energía de la naturaleza.
Si por el contrario, continúas en ruta en pocos minutos llegarás al Sabinar, ubicado en la zona de La Dehesa.
A partir de ese punto, lo único que puedes hacer es dejarte llevar por los senderos de tierra que hay entre cada Sabina. Nada más llegar, te encontrarás rodeada por una valla, la más famosa de todas, pues es la que se mantiene más firme y la más grande de todas. Es la que puedes observar en la siguiente fotografía.
Hay que tener en cuenta que esta zona, ubicada en una meseta, posee un índica anual de viento casi del 90%, por lo que si vas con una chaqueta y un buen calzado mucho mejor.
Una ves comencemos a ascender con el coche descubrirás lo que te decía en párrafos anteriores, la magia de un paisaje sin igual.
Justo esta fotografía está sacada muy próximo al mirador Lomo Negro I, dónde se puede apreciar algunos puntos muy bonitas como  Playa de Arenas Blancas, Playa el Verodal, Punta de Sal… y como no, el cambio de tierra al malpaís tan característico de nuestras islas.
Sin más dilación ante tus ojos verás un bosque inusual, de éstos que nos esperas que sean así, con árboles muy separados los unos de los otros, senderos de tierra que te llevan a los pies de cada Sabinar, y sólo podrás observar como su tronco, retorcido por la fuerza del viento se plega ante la tierra, casi abrazándola.
 
“Los vientos alisios, que las modela de forma crispada, como si los nudos de la madera fuesen anclas un suelo con el que deben pelearse para lograr su sustento en esta trinchera vegetal que han creado para sobrevivir. “
  • Comments

  • Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TOP